— Vamos a vidas

Siempre he sido un gran fan de la ciencia ficción y de las naves espaciales en cualquier medio, no sólo en los videojuegos. Sea en literatura, o en la pequeña o gran pantalla, me gusta ver como alguna ciencia inventada hace moverse por el espacio a naves bien bien gordas ...

— 2267 lecturas

Análisis Faster than Light

Siempre he sido un gran fan de la ciencia ficción y de las naves espaciales en cualquier medio, no sólo en los videojuegos. Sea en literatura, o en la pequeña o gran pantalla, me gusta ver como alguna ciencia inventada hace moverse por el espacio a naves bien bien gordas y grandes.

Precisamente por eso acabo comprándome en las ofertas de Steam un montón de juegos -a veces un poco bastante malos- basados en naves espaciales. 

Nuestro amigo Gaben no es tonto, y ya que compro juegos galácticos suele ofrecerme en mi pestaña de Juegos Recomendados para tí un montón de títulos similares. Esto precisamente fue lo que me hizo conocer a Faster than Light (de ahora en adelante FTL): una pequeña reseña en mis recomendaciones enseñaba su trailer repleto de gráficos añejos. 1 minuto después de verlo me había comprado el juego.


El trailer de FTL que es puro AMOR.

 

¿Qué es lo que hace diferente a FTL respecto a otros juegos galácticos?, en una sola frase: ¡toda la potencia a los escudos delanteros! Esta es la típica orden que oiríamos de la boca del almirante Adama en Battlestar Galáctica. Una frase que denota que cae en ti todo el peso de administrar y decidir que hacer con todos los sistemas de tu navío, así como con su tripulación. Esto es lo que ofrece FTL: la posibilidad de controlar hasta el extremo una nave espacial sin caer en una mecánica de juego densa y complicada.

 FTL, originalmente, no era más que un pequeño proyecto del estudio subSet games que no tenía pensado distribuirse, solo se presentaba en concursos de desarrollo de juegos indie. Sin embargo, las buenas críticas que recibió en estos concursos consiguieron que el juego pasase pronto a Kickstarter.

¡Y vaya si tuvo éxito!, el juego, que originalmente pedía unos modestos 10.000$ acabó consiguiendo 200.000$, 20 veces más dinero del que querían originalmente. Esto se constituyó como uno de los mayores éxitos de obtención de fondos para un videojuego en Kickstarter; por lo menos en su época y sin tener detrás a pesos pesados de la industria.

En FTL tomaremos el control de una nave del gobierno galáctico y de su tripulación en una única misión: proteger una información crítica que no puede caer en manos de los rebeldes, la facción enemiga que nos dará caza a través de varios sistemas galácticos que iremos recorriendo mediante saltos a velocidad luz que dan nombre al juego.

Este pequeño prólogo, y todos los retazos de historia del juego, se nos cuentan a través de cuadros de texto. No hay cutscenes, ni animaciones delirantes, solo una historia contada en muy pequeñas dosis que nos guía tímidamente, pero que en ningún momento dicta el ritmo.


El inicio de FTL Así cuenta FTL la historia.


FTL es un  Roguelike, un género oscuro y muy poco visto en los juegos comerciales que es mirado de reojo hasta por los más hardcores. Este tipo de juegos se caracterizan por el movimiento por turnos, su extremada dificultad y la muerte permanente.

Y cuando digo que es permanente, digo que es definitiva. Game over. Kaput. Se finí. No hay checkpoints, continues yse va a muertes y no a vidas. Esto es una parte importantísima de la experiencia de juego, porque como ya se nos avisa en las pantallas de carga: morir es parte de la diversión.

Y ya puede ser parte de la diversión, porque FTL es un juego extremadamente difícil. Solo hay dos niveles de dificultad: fácil y normal. No hay modo difícil. El modo normal es una tortura que castiga al jugador y hace que muera un centenar de veces de forma agónica y humillante. El modo fácil... es lo mismo, solo que el jugador muere con más dinero encima.


La dificultad de FTL

Tu nave volando en mil pedazos tras ser destruída en una supernova mientras una nave enemiga te bombardea. Esto es un día fácil en FTL.


El apartado técnico del juego es rudimentario, aunque también podría decir que es inexistente o del período cretácico. Naves y personajes tienen gráficos que bien podrían pertenecer a una super nintendo y las mecánicas del juego son casi casi tan complicadas como las del parchís.

Esto no es algo que se haya hecho de forma intencional en una especie de homenaje retro, sino que sencillamente, FTL nació con la intención de ser divertido y no de tener un buen apartado técnico. Sus desarrolladores, lejos de ser pretenciosos, no han tenido problema en que esto fuese evidente.

 Al empezar el juego, FTL nos pedirá elegir la nave con la que tomaremos nuestra misión. En funciónpe de la nave que escojamos, tendremos una tripulación y diferentes salas de sistemas, que van desde salas de motores, a salas de armas, de escudos deflectores, de propulsores o de soporte vital, entre otras muchas. El juego nos ofrece una única nave inicial, pero iremos desbloqueando más a medida que juguemos más y más partidas.

 

Los mods en FTL añaden cosas como esto 

Además de las 9 naves desbloqueables del juego, los mods añaden la posibilidad de jugar con cosas como esto: un destructor imperial de Star Wars.


Una vez iniciemos la partida, el juego generará 8 sistemas galácticos de forma aleatoria, creando así 8 fases completamente distintas a cualquiera que hayamos visto con anterioridad. Nuestra nave deberá saltar a velocidad luz de un sector a otro escapando de la flota rebelde. Para ello, deberemos explorar cada uno de los sectores en busca de una plataforma de salto que nos permita abandonar el nivel.

El mapa de cada sector estará constituido por varias localizaciones por las que nos moveremos de una a una. Cada una encerrará una situación contra la que nos tendremos que enfrentar, pero sin tener ni idea de saber la naturaleza de la misma hasta que ya no haya marcha atrás.

En estas situaciones podremos encontrar munición, combustible, dinero, eventos, tiendas o combates. Entrar en un evento nos presentará con una situación donde deberemos tomar una decisión. En función de la decisión que tomemos, obtendremos un desenlace de una lista de posibles; en FTL todo es aleatorio y una misma decisión en dos eventos iguales puede tener desenlaces distintos. La tripulación, los sistemas de nuestra nave o nuestros recursos pueden presentarnos distintas opciones de abarcar un mismo problema.


El mapa de un sector galáctico

El mapa de un sector galáctico lleno de localizaciones. No sabrás que hay en cada una hasta que la visites.


Estos eventos pueden ofrecer suculentas recompensas, pero también castigos muy severos. Más de una vez tu tripulación descenderá a un planeta buscando un suculento tesoro solo para que alguno de sus miembros encuentre una muerte horrible entre las fauces de un alienígena más hambriento que el Pou de Luis. FTL siempre tiene riesgos y los eventos encierran el mayor riesgo del juego.

Cuando una nave nos ataque, el juego se convierte en un simulador estratégico de combate galáctico. La acción es en tiempo real, pero podremos pausarla al más puro estilo baldurs’ gate. En los combates deberemos disparar nuestras armas contra las salas de la nave enemiga que albergan los distintos sistemas con el fin de inutilizarlos y destruirla a ella o a su tripulación.

La nave enemiga hará lo mismo y deberemos encargarnos de gestionar a nuestra tripulación para que se encargue de reparar todos los daños causados en el combate, apagar los incendios producidos por los impactos, reparar las grietas en el casco de la nave que agotan el oxígeno del interior o defender la nave de un abordaje enemigo.

El combate es rico y variado. La gran variedad de armas y sistemas ofrecerá múltiples formas de enfocar los combates. Podremos centrarnos en destruir las naves enemigas con pura potencia de fuego, pero también podemos acercarnos a soluciones más estratégicas como acabar con el oxígeno de la nave enemiga para asfixiar a toda su tripulación, teletransportar a nuestros soldados a su interior o sencillamente escapar del combate.


El combate en FTL
La pantalla de combate en FTL.


El juego terminará cuando nuestra nave no pueda soportar más daño o toda nuestra tripulación muera o desaparezca). Al acabar el combate, nuestra tripulación ganará experiencia y nosotros adquiriremos recursos de los despojos del pecio enemigo.

FTL es un juego difícil. MUY DIFÍCIL. Las maneras de morir son tantas que cuando creamos que ningún enemigo pueda vencernos, el juego nos sorprenderá con alguna forma de morir nueva y que, seguramente, sea humillante. No es raro que nos olvidemos de teletransportar de vuelta a nuestra tripulación cuando una nave enemiga abordada explota, o que al abrir las compuertas al vacío del espacio para apagar un fuego interior nuestra tripulación muera asfixiada. Morir es parte del juego y a veces nos causará ataques de rabia y odio, pero siempre tendremos el mono de jugar una partida más.

El juego es completamente rejugable. El hecho de que los mapas y eventos sean aleatorios hace que las partidas sean distintas y el combate, que es muy entretenido, hace que no nos aburramos de jugar a este título. Además, a medida que exploremos el juego desbloquearemos nuevas naves que aportarán otra forma de enfocar el juego. Esto sin meternos en la multitud de mods que puede tener el juego.

El apartado sonoro es muy bueno y es perfecto para este juego. Los sintetizadores que pueblan esta banda sonora nos traen de vuelta el sonido de los 16 bits pero con la calidad de la música de hoy. Los distintos temas de la BSO acompañan a la perfección a todos los eventos del juego.

A día de hoy FTL ya tiene un montón de fans, y no sin razón. Ha demostrado que un juego no necesita más que ser divertido para funcionar, al margen de su apartado técnico y publicitario. Aunque pueda parecer un juego de nicho, cualquier jugador al que le guste la ciencia ficción o la estrategia comenzará a disfrutar de este título pasados los 5 minutos.

Por eso y porque el malvado Pou de Luis me amenaza, he decidido puntuar a esta joya con un 9.

El juego es muy barato barato, pero si no quieres pagarlo, no te preocupes, porque sorteamos una copia de FTL para Steam. Para participar solo tienes que comentar esta entrada diciendo alguna chorrada galáctica y dejando algún medio de contacto, el próximo 20 de mayo elegiremos un comentario de entre todos (solo una participación por persona) y ¡le entregaremos una copia del juego!


mordisko
Autor:

mordisko

Ver personaje →

Comparte esta entrada

blog comments powered by Disqus
VamosaVidas Copyleft © 2012. Play for fun.
Hosted by Codigo23